jueves, 12 de mayo de 2016

El sello de la sangre (poema)



Mirada esquinada,
el sello de la sangre.
Eras de mi familia,
aunque deseaste que yo
no fuera de la tuya.

Yo era pequeño,
tus pensamientos
maduraron cuando
los míos
no iban muy lejos.

Arrojó la tormenta
sus rayos sobre la llanura,
y yo no busqué el refugio
de tu torre.
Sentí dolor,
noté en mi pecho
la acibarada presencia
del rencor, concebí sueños
de sangre y mi alma
se vació.

¿Odiar para qué?
Empecé a necesitar
pocas cosas, y se debilitó
el sello de la sangre.
Yo aquí, tú allí,
las rosas de tus jardines
y los olivos de mis tardes
de soledad.

Ya mis pensamientos
maduraron
y los tuyos
retrocedieron.
Ya me buscas,
y, sin yo necesitarte,
me has encontrado.

Te quiero…

Plaza del Pilar, Ciudad Real, domingo 7 de mayo de 2016

Por Julián Esteban Maestre Zapata (el jardinero de las nubes)


Safe Creative #1605127611666

3 comentarios:

judith bascones dijo...

Que bello. Precioso. Una belleza, y me fascino la musica.

LETRAWEB dijo...

Bella inspiración amigo querido. Felicitaciones por la excelencia de tu pluma.
Un fuerte abrazo desde Cuba
Martha Jacqueline

El jardinero de las nubes dijo...

Gracias, Judith y Martha. Un gran abrazo.