miércoles, 23 de diciembre de 2009

Oración navideña


En las calles se eleva el canto unánime: ¡Es Navidad, ha nacido la esperanza, es forzoso propagar el sentimiento de amor y hermandad entre los humanos!

Y yo me pregunto: ¿qué es Navidad para mí?

Podrán colgar en los árboles farolillos de niebla y bolas de destellos, que yo veré la Navidad en los botones de la primavera, en las hojas manchadas del polvo estival, en el barro engendrado por la lluvia de otoño.

Los comercios se llenarán de parpadeo de luces y vistosos belenes, pero yo reconoceré la Navidad en las manos manchadas de yeso, en la masa del panadero y en la frente que suda repasando gruesos libros… Los pájaros de abril acudirán a mi ventana a cantarme el sentimiento navideño.

El buzón se llenará de felicitaciones y sobres coloridos, pero la Navidad estará en el corazón de quien me recuerda sin esperar que yo responda, en la sonrisa de quien antes conoció la tristeza y en la oración de quien confía en superar su dolor. ¿Qué más da? La Navidad resplandece cuando el filo de la segur del campesino roza el tallo de la espiga granada o cuando la sangre de las heridas sigue el camino de las lágrimas… Permíteme, Dios mío, ampliar mi calendario navideño a cualquier época del año.

El cuerno de la abundancia reventará en Navidad, saciando estómagos que no sienten hambre. Empero, que la Navidad llegue a la casa donde no alumbra el fuego y al techo que no está resguardado de la lluvia… ¿No es cierto, Señor, que es necesario comer y beber todos los días de la vida que nos has preparado bajo el sol? Pues que la Navidad no se haga esperar en esos rincones donde no alumbra la sonrisa de la juventud.

Ayúdame, Señor, a hacer de la Navidad la sombra de tu presencia, en cualquier lugar, en cualquier tiempo, en cualquier corazón que te conozca y aun en aquel que te repudie.

Es necesario sentirte nacer cada día, como lo es sentirte crecer y ver cómo de tu semilla nace un árbol inmenso, en cuyas ramas anidan las aves del cielo.

Resumiendo, haz de mi vida una Navidad perpetua.

Tu hijo que te ama.

El jardinero de las nubes.

3 comentarios:

AM dijo...

Rezo a mi vez esta plegaria para que Navidad sea cada día, en mi corazón y en el de todos los seres humanos. Antonio

Nubbbe dijo...

Cuanta razón tienes, amigo Jardinero...

Muy linda reflexión...

Mira,un día, no se donde, leí unas palabras que quedaron grabadas en mi mente, y siempre que se acercan estas fechas, las recuerdo... me gusta su significado...

"Si Navidad es paz, amor y alegria... hagamos que este año, sea Navidad cada día..."

El "espíritu navideño" debería ser realmente el espíritu de todos los días del año..y no sólo de unos pocos... pero bueno, mas vale algo que nada...

Aprovecho para desearte unas muy buenas fiestas...y una muy muy Feliz Navidad... repleta de alegrias y sonrisas y deseos cumplidos...

Un abrazo, amigo...y mis mejores deseos para el nuevo año...

Y ójala que la Navidad llegue éstos, y todo el resto de dias...a todos todos los rincones... y a todos los corazones.

Nubbbe.

medianoche dijo...

FELICIDADES CON AMOR Y PAZ PARA ESTAS FECHAS.

ROSARIO

BESOS